Current track

Title

Artist

Current show

Background

La Premier inicia campaña sin público; presiona al gobierno a través de una carta

Written by on septiembre 12, 2020

Para consternación de la Liga Premier, la nueva temporada iniciará el sábado justo como terminó la anterior 48 días antes —con estadios vacíos.

Pese a que Inglaterra enfrenta un marcado aumento en casos de coronavirus, la liga de fútbol más rica del mundo intensificó la presión al gobierno el viernes para que se permita que los hinchas regresen a los estadios.

La Premier escribió una carta al gobierno en la víspera de la temporada “para manifestar preocupación ante las decisiones tomadas para restringir y potencialmente aplazar, el programa planeado de regreso de aficionados a los estadios de fútbol”.

La carta fue recibida al tiempo que el gobierno se prepara para implementar restricciones más severas respecto al tamaño de las congregaciones sociales —que apenas podrán ser de seis personas tanto en espacios cerrados como al aire libre. Las autoridades del área que abarca la segunda ciudad de Birmingham —y hogar de los clubes Aston Villa y West Bromwich Albion, de la Liga Premier— incluso están solicitando que jueguen en recintos distintos para evitar que alternen por completo.

A pesar de los registros de contagios diarios de COVID-19 rondan los 3.000 en Inglaterra, los dirigentes de la Premier creen que es lo suficientemente seguro para permitir la presencia de miles de aficionados en las tribunas para eventos de prueba. El objetivo sigue siendo ocupar los estados al menos en un 25% de su capacidad total para el próximo mes.

Los clubes tienen autorización para realizar eventos piloto con un máximo de 1,000 aficionados, pero la liga considera que no es una cantidad de espectadores suficiente para realizar pruebas eficazmente y sería un serio generador de pérdidas.

La liga inglesa espera que el argumento económico logre persuadir a un gobierno que enfrenta la profunda recesión causada por la suspensión de actividades en marzo, cuando la competencia deportiva más importante del país se detuvo durante 100 días.

La Premier pudo completar su temporada en julio para cumplir con sus contratos de transmisión, pero los equipos de las cuatro ligas profesionales inglesas esperan con ansias que los estadios luzcan abarrotados.

“Por cada mes de la temporada sin aficionados, el fútbol pierde más de 100 millones de libras (128 millones de dólares) en todas las ligas, generando daños consecuentes a la economía local y nacional”, destacó la Premier. “También afecta las expectativas de empleo de más de 100.000 personas cuyos trabajos dependen de las actividades en los días de partido”.

Tales preocupaciones sobre un desplome en las ganancias obtenidas en los días de partidos pueden explicar por qué el Liverpool inicia la defensa del título el sábado con la autorización de su dueño, el estadounidense John Henry, de contratar únicamente un lateral izquierdo de respaldo.

“Vivimos en este momento en un mundo con mucha incertidumbre”, aseveró el técnico del Liverpool, Jürgen Klopp, a la BBC. “Para algunos equipos parece ser menos importante qué tan incierto es el futuro. Siendo propiedad de países, de oligarcas, esa es la verdad. Nosotros somos un tipo de club diferente”.